Entrevista a Paulina García por “Gloria”: “El amor es así, tú no sabes… te enamoras y no te puedes controlar”.

Por Attua Alegre y Antonio Cabello 

Paulina García  es una de las actrices más reconocidas de Chile, ganadora del Oso de Plata a la mejor interpretación femenina en el Festival Internacional de Cine de Berlín de 2013, donde “Gloria” fue recibida con el aplauso unánime del público.  La actriz es todo un ejemplo de humildad y trabajo a pesar de llevar treinta años interpretando actuando, especialmente en el mundo del teatro. Debutaría  en el cine con Joaquin Eyzaguirre en “Tres noches de un sábado”, firmando posteriormente interpretaciones en “Cachimba”, “Casa de remolienda” o “El muro”.

Entrevista realizada el lunes 23 de septiembre en el Hotel María Cristina de San Sebastián. Antonio Cabello y Attua Alegre accedieron a un encuentro breve pero intenso, comprobando de primera mano la exhuberante belleza madura que desprende esta actriz, cuyas respuestas nos han sorprendido.

Esencia Cine: Queremos felicitarle por su papel en la película. Después de ver “Gloria” creemos que, además de haber un papel muy importante por parte del director y el equipo técnico, ésta es su película.  Usted está omnipresente en toda la película, ¿cómo ha sido afrontar este difícil reto?

Paulina García: Fue muy intenso, y un trabajo largo. Estuvimos firmando cinco semanas, seis días cada una, y once horas en cada jornada. Estaba en cada una de las tomas; no hay ni una sola toma en la que no estuviera, y hay un montón de material que no quedó dentro de la película, y se hizo igual. Entonces fue un montón de trabajo.

También fue inolvidable, y muy interesante todo el trabajo previo de encuentro con Sebastián (director de la película), y de establecer puentes confiables sólidos para establecer y lograr el estado de ánimo y el tono emocional del rol y de la película; es decir, conseguir el clímax en las situaciones que él quería lograr.

Esencia Cine: Usted como actriz, y como persona, ¿qué es lo que le ha aportado al personaje de Gloria?

Paulina García: Todo; me parece que la única manera que hay de actuar está en la biografía, y al mismo tiempo sin que cuente la historia de mi vida. La historia de mi vida no tiene ninguna importancia; lo que importa es que mi biografía esté presente ahí porque de alguna manera ha marcado mi cuerpo, mi espíritu, y mi intelecto. Todo esto es, por suerte, inevitable y esperable que esté ahí; no aparece Gloria hasta que aparece la actriz; no hay Hamlet hasta que aparezca el actor, y Hamlet escrito es una mirada al texto, son palabras escritas, importantísimas y maravillosas; pero finalmente, el que le da vida es el actor, y cuando este aparece, entonces llega Hamlet, y si éste es bajo, alto, rubio, moreno, si es mujer… no me importa; me importa cuánto de Hamlet trae esa persona; cuánto de él pone Hamlet.

Esencia Cine: Por otro lado, la respuesta del público está siendo muy buena tanto a nivel nacional como internacional. ¿Qué le parece?

Paulina García: Todavía me sorprende. Siempre pienso que la idea aquí no va a pasar tanto; las mujeres aquí se bañan medias piluchas (desnudas) en la playa, tienen ideas más liberales; puede que a las mujeres les parezca sosa, un poco innecesaria… Pero en cambio, las provocó, y las motivó produciendo ese aplauso espontáneo que siempre digo: “¡Otra vez! ¡No puede ser!”. Es la maravilla de la vida, es impresionante.

Esencia Cine: Al fin y al cabo, “Gloria” es como ese canto a la vida, a la libertad, en una mujer que ya tiene sesenta años y quiere más de la vida.

Paulina García: ¡Quiere la vida! Quiere la vida entera; no se conforma con pequeñeces, ella anda buscando que la vida esté siendo vivida en pleno esplendor.

Esencia Cine: Para terminar, vemos a lo largo de su película la relación con el personaje de Rodolfo, como, de alguna forma, es una forma de ensayo y error. Usted se tropieza con él, y rectifica un poco en la siguiente ocasión usted va construyendo su propia personalidad  y haciéndose más fuerte.

Paulina García: Bueno, pero es que el amor es así… tú no sabes… te enamoras  y no puedes controlar lo que  puedes sentir por otra persona. Te dicen:  “¿pero por qué te metiste con ése? ¿Para qué lo hiciste? ¿Qué torpe?” Entonces sí; ¡qué ganas de que no me hubiese gustado, de no haberme enamorado! ¿Pero lo puedes controlar?  No se puede controlar; incluso, cuando ya te dejaron, tú lo que haces es un trabajo enorme para matar, pero no puedes controlar lo que sientes. Si sientes vergüenza no puedes controlar esa vergüenza; si eres de los que te pones colorados no puedes controlarlo tampoco aunque tengas ganas de regular la sangre para que no te suba a la cara. Las emociones son incontrolables; lo que puedes controlar es lo que haces, y eso es lo interesante de la película; lo que Gloria hace o deshace.

Esencia Cine: Muchas gracias, y suerte con la película.  

 

  • QUIZÁS TE INTERESE: 

FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN 
Crítica “GLORIA”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s